eCrossminton – Análisis

Probablemente para muchos de los que se acerquen a este análisis la palabra crossminton no les diga demasiado, pero si me refiero a este deporte por su antiguo nombre, speed bádminton, seguro que más de uno ya se esté haciendo una idea de a qué me refiero. Pues bien, el crossminton es un deporte que toma elementos del bádminton, el tenis y el squash eliminando de la ecuación la red y dotando al volante, en adelante speeder, de mayor peso y velocidad que el común al bádminton, todo ello en conjunción da forma a un deporte tan desconocido como entretenido del que Daydream Software ha sabido crear un videojuego con una propuesta arcade que ha hecho las delicias de quien os escribe, animándome incluso a probar en persona esta exigente y trepidante mezcla de deportes de raqueta. Englobado dentro de la iniciativa de PlayStation Talents en su camp de Las Palmas, eCrossminton vio la luz el pasado 3 de abril en formato digital a través de la Store de la consola de Sony por un precio de 14,99€.

El título desarrollado con gran mimo por parte del estudio nos plantea diversos modos de juego como el juego rápido donde nos batiremos directamente contra alguno de los rivales de la parrilla, que cuenta con jugadores reales del circuito profesional de crossminton, porque no lo he mencionado, pero eCrossminton es el videojuego oficial de la ICO (International Crossminton Organization). Además, contamos con el modo torneo, donde podremos personalizar distintos tipos de competiciones ya sean a modo de liga o de eliminatoria, pudiendo seleccionar el número de participantes, así como la cantidad de sets y de puntos para finalizar la partida y, por supuesto, la dificultad de la IA. Estos dos modos nos permiten jugar individual o a dobles siempre en modo local, sin duda, la segunda opción es la reina del entretenimiento en un juego de raquetas y se postula como un candidato a reproducirse en nuestras PlayStation cuando tengamos amigos en casa, atrás han quedado los Virtua Tennis o Wii Sports.

Pero los modos que más me han seducido y gustado a lo largo de este análisis son, por un lado, el modo minijuegos, donde se nos lanzan distintas y variadas propuestas que pondrán a prueba nuestros reflejos y puntería permitiéndonos jugar hasta con cuatro jugadores a la vez. Por otro lado, al que más horas le he dedicado ha sido al modo arcade, destinado únicamente a un jugador y que viene a sustituir al ausente modo carrera en este caso-En el modo arcade tendremos que superar un número determinado de desafíos consistentes en una alternancia entre el modo partido y el modo minijuego, todo esto con un contador de tiempo que nos da una referencia de cuánto estamos tardando invitándonos a mejorar en una segunda vuelta.

Lo mejor de estos dos modos es que en un principio solo contaremos con un limitado número de minijuegos y de torneos arcade a los que acceder, acceder a los siguientes va a depender de nuestro éxito en los previos para poder desbloquear el 100% del juego.

Lo mismo pasa con la parrilla de jugadores, donde en un principio sólo contamos con 8 de ellos desbloqueados de un total de 40. Sobre los jugadores en cuestión me parece muy reseñable el hecho de que se permite el juego mixto y que, además, cada jugador tiene sus propias estadísticas la mar de elaboradas, mostrándonos en el momento de su selección sus capacidades de golpeo, físico y reacción. Pero el juego no se queda aquí, como he comentado al principio estamos ante un título deportivo, pero no por ello ante un simulador, esto se refleja en un sistema de habilidades muy interesante que da un toque MOBA al título, tanto es así que cada jugador tendrá una habilidad activa que podrá activar durante el partido pulsando L1, de forma que, por ejemplo, durante un lapso determinado de tiempo tendremos más resistencia y mayor fuerza de golpeo.

A estas habilidades activas se les unen en cada jugador otras cuatro habilidades pasivas que se activarán en función de los eventos que se produzcan durante el juego, permitiéndonos lanzar globos perfectos o rechazar el speeder incluso cuando este venga directo hacia nosotros. Este compendio de habilidades está destinado a ofrecer sutiles diferencias entre los componentes de la parrilla que tengan el peso suficiente sobre el jugador a la hora de decantarse por uno u otro. Sin embargo, este sistema de habilidades tiene un pequeño inconveniente y es que, el juego no explica bien las funciones de estas habilidades pasivas, ni tan siquiera en los tutoriales que podemos encontrar, de forma que descubrir qué es qué, nos va a llevar un buen número de horas y de observación durante nuestros encuentros.

Todo lo que he contado hasta ahora se traduce en un juego fluido y adictivo en la cancha, donde tendremos una amplia gama de golpes típicos de los juegos de raqueta como el globo, el mate o el drive, ejecutando con precisión los golpes de revés, al sistema de control esta perfectamente integrado y las sensaciones mientras juegas son tremendamente satisfactorias gracias en parte a un sistema de calificación en los golpeos.

En eCrossminton puedes comenzar a jugar y en un principio no te vas a exigir demasiado a ti mismo, pero conforme tu destreza y la dificultad de juego aumentan te vas dando cuenta de una serie de sutilezas que hacen que este sea un juego (y que los dioses me perdonen por usar esta frase otra vez) fácil de jugar, pero difícil de dominar. Esto se debe a que en cada golpe no solo tendremos que estar pendientes del lugar hacia el que se dirige el speeder, sino que además contamos con dos anillos concéntricos que, de alinearlos correctamente en el golpeo van a dar como resultado un golpe “perfecto” mucho mejor dirigido y más potente que otros golpes.

Por otra parte, la dirección que transmitimos al speeder en cada golpeo tiene el punto justo para que tengamos que afinar al máximo sin tornarse en ningún momento frustrante, a todo esto, hemos de sumar una barra de resistencia que se irá consumiendo en función de nuestro desplazamiento y el tipo de golpes que ejecutemos siendo un factor a tener muy en cuenta durante las partidas.

En su apartado técnico Daydream Software ha sabido sacarle gran partido al motor Unity, consiguiendo un acabado excelente en sus entornos y en el modelado de sus jugadores, con unas animaciones correctas durante el partido y un buen número de pistas y canchas en las que recrearnos. Todo esto se acompaña de unos buenos efectos de sonido y de una buena banda sonora compuesta por Adrián Berenguer.

En definitiva, eCrossminton es un buen juego de raquetas que consigue un nivel de acabado que los últimos juegos de tenis del mercado pueden envidiar, con muy buenas ideas en lo jugable, destaca el sistema de habilidades por encima del resto, así como el sistema de calificación de golpeos que anima sobremanera a mejorar al jugador punto tras punto, se extrañan algunos modos como el carrera o el competitivo online, pero es una muy buena entrada en el mercado de PlayStation para Daydream que firma con eCrossminton su segundo videojuego.

Leave a Comment

Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...