Weedcarft – Master en dirección de Marihuana

Hay veces que nos encontramos juegos en los que todos pensamos que estaban fumando los desarrolladores, pues Devolver Digital y Vile Monarch le han dado la vuelta a la tortilla y nos traen con Weedcraft y nos posicionan como cultivador y distribuidor legal o ilegal de marihuana en un juego que más allá de lo que estemos a favor o en contra, presentan un juego de gestión mucho más profundo y complejo de lo que nos podamos pensar en un primer momento.

Historia

Narrativamente Weedcraft nos presenta dos historias donde varía la dificultad. Podremos estar en la piel de los hermanos Woodson en Flint, Michigan, donde empezaremos a vender de manera ilegal al no ser una ciudad donde la marihuana está legalizada pero con una dificultad más baja, o Jerome en Denver, Colorado, un ex presidiario que acaba de quedar en libertad tras quince años en la cárcel por culpa del consumo de drogas en una ciudad donde la marihuana si es legal pero la dificultad aumentará.

Aunque las historias van a poder ser rejugables ya que vamos a ir cambiando decisiones y acciones, al final sí que serán bastante lineales ya que no tendremos muchas decisiones que puedan afectar a la historia en sí.

Lo que se agradece es que no te sueltan en mitad del mar sin flotador, sino que las distintas opciones se nos van a ir desbloqueando poco a poco y se nos quedarán almacenadas con videos explicativos de cómo funcionan.

Se recoge lo que se siembra

Este es uno de los aspectos donde han realizado un trabajo de inclusión de opciones increíble, que en cierta manera me ha recordado un poco al minijuego que venía en Plantas contra Zombis, donde podíamos tener un jardín y cultivar mini plantitas para ganar monedas extra.

En un primer momento las plantas tendrán tres opciones

  • Regar: Con la riega se irán haciendo más grandes y alcanzando una calidad mejor, si no la regamos no llegará a su máximo de calidad.
  • Podar: Las podas nos servirán para reducir plazos de recogida. Una planta de marihuana nos indican que tardará 4 meses en estar lista para recolectar, con las podas podremos ir acelerando el proceso para una recolecta más rápida. Esta es la única de las acciones que necesitará de que tengamos un pulso firme ya que tendrá un contador en el que deberemos de dejar de clicar y según lo hagamos la poda será más o menos efectiva.
  • Recolecta: Una vez la planta ya esté madura podremos pasar a recolectar nuestros beneficios.

Hasta aquí lo fácil, porque una vez “dominemos” esto el juego empezará a ir abriéndonos nuevas opciones para mejorar la calidad y reducir los tiempos de plantado. Podremos comprar nuevas macetas que mejorarán la calidad de la cosecha, lámparas que afectarán con su luz al crecimiento de las plantas, ventiladores para variar la temperatura o humidificadores para cambiar la humedad de la sala. Deberemos de ir investigando por nuestra cuenta que variedades tienen mejor calidad con que temperaturas y humedades para hacer que nuestro producto sea el mejor del mercado.

La humedad y la temperatura nos van a jugar un papel muy importante en la generación de espacios para plantación, ya que tendremos que intentar obtener variedades que tengan unas necesidades similares para no afectar a su calidad negativamente.

A nivel individual de cada planta también deberemos averiguar qué cantidad de potasio, fósforo y nitrógeno en una escala de 1 a 10, por lo que de manera similar a la humedad y temperatura deberemos ir probando distintas variaciones hasta dar con la correcta.

Locales

Obviamente para tener plantas necesitaremos un local que podremos alquilar en la ciudad por una cuota mensual (aumenta la cuenta de gastos) podremos ir disponiendo de zona para plantar, para vender o una tapadera por si fuera necesario no llamar la atención con la policía.

Los distintos locales no van a tener a nuestra disposición un gran número de huecos, por lo que deberemos ir expandiéndose por la ciudad para ampliar zonas de cosecha y distintos puntos de venta. Cada hueco en un edificio nos permitirá o vender una clase de marihuana, plantar 3 macetas o poner una empresa de tapadera.

Distribución

La venta de marihuana se deberá de asignar a uno de los huecos de los edificios que tengamos para poder alquilar, y que condicionarán la clientela, ya que, cada edificio nos ofrecerá un tipo distinto de clientes con gustos y exigencias de calidad diferentes.

Obviamente nos acabaremos encontrando con la competencia en alguno de los puntos de venta que abramos, lo que nos obligará a ajustar precios para echarlos del edificio y quedarnos con toda su clientela, pero mientras los echamos veremos que nuestros ingresos flaquean, por lo que es recomendable intentar tener siempre un colchón económico.

El apartado de clientes está igualmente logrado, al ofrecernos una enorme variedad de clientes distintos con preferencias, exigencias y poder adquisitivo, por lo que si queremos triunfar y no acabar en la bancarrota deberemos ir buscando siempre los mejores clientes y tener siempre muy presente el obtener el máximo beneficio posible.

A parte de los puntos de venta, llegará un momento en el que se nos permitirá aceptar encargos, como si una pastelería fuésemos. Estos encargos nos solicitarán una cantidad de gramos de una variedad en concreto o a nuestra elección, con una calidad mínima que cumplir y con posibilidad de ciertas exigencias de que la variedad tenga ciertos efectos.

Aunque estos encargos nos obligarán en alguna ocasión a parar la venta de alguna de nuestras variedades, nos resultan gratamente satisfactorias económicamente ya que la recompensa económica es superior a lo que hubiéramos ganado vendiendo la misma cantidad nosotros mismos.

Revisando Cuentas

Ante todo el juego nos pide gestionar ya sea el producto, como las ubicaciones o las ventas por lo que el llevar un balance de gastos y beneficios es muy necesario ya que la bancarrota es casi la única forma de perder que tenemos.

Weedcraft nos trae una amplísima cantidad de medidores de gastos, beneficios o capital para poder ir viendo nuestro estado financiero. Lo que hay que tener claro es que en este juego no puedes estancarte en una zona de confort, en seguida surgen imprevistos o problemas que te sacan de él y te exigen ser un lobo de wall street.

Como recurso para evitar la quiebra o simplemente como ayuda para una inversión podremos solicitar un préstamo al banco, que le deberemos ir devolviendo poco a poco a lo largo de los meses. Aunque antes de esto tendremos la opción de quitar equipo o emplazamientos en los distintos edificios en los que nos encontramos para recuperar algo de dinero y reducir gastos también.

Haciendo amigos

El otro aspecto fundamental del juego es la relación con los personajes del juego. Vamos a poder hacernos amigos de todos, pedirles favores o extorsionarlos si hace falta gracias a un menú relativamente repetitivo de conversación que nos permitirá ir eligiendo temas de conversación.

Como ya he comentado, llegará un punto donde nos encontraremos a la competencia, de nosotros dependerá si queremos hacernos amigos suyos tirando de amabilidad y simpatía o volvernos en el único proveedor echando a todos del negocio, eso sí, sin usar la violencia. En el caso de querer ser simpáticos hablando con ellos de temas de su interés ganaremos su afecto y nos permitirá pedirles cosas, pero ojo que este efecto se reduce con el tiempo.

Si queremos echarlos será tan sencillo como vender más que ellos, por lo que nuestra marihuana deberá de venderse más barata y ser de mejor calidad que la suya para atraer a más clientes. Los clientes se verán más atraídos por nuestro producto dependiendo de calidad, precio y preferencia y se nos indicará con un valor entre o y 5, siendo 5 el máximo, por lo que siempre deberemos optar por tener el control de las distintas zonas para así poder inflar el precio sin problemas.

La pasma

Obviamente en E.E.U.U. la legalización de la marihuana, si la hay, varía entre las distintas ciudades, encontrando ciudades sin legalización alguna, otras con legalización medicinal y otras para su disfrute. Esto va a afectar a la manera de afrontar el juego, obligándonos a actuar de manera distinta en ciudades donde sea legal o no.

Para aquellas en las que sea legal su venta, deberemos sacarnos nuestra licencia de suministrador legal y nos permitirá llegar a toda la variante de clientes que solo son compradores legales, la mayoría enfermos. Esto no es obligatorio, podremos vender de manera ilegal de igual forma si así lo deseamos.

Si nos decantamos más por vivir al margen de la ley o simplemente no queremos sacarnos ni la licencia, deberemos utilizar empresas tapadera que encubren nuestras actividades en los distintos edificios donde tengamos plantas o puntos de venta. Estas empresas tapadera nos ofrecerán una rebaja fija y luego una rebaja mensual de toda la atención que ganemos con la venta o plantación.

Weedcraft nos va a permitir hacernos “amigos” de la policía con donaciones o directamente sobornándolos, lo que impedirá que nos den mucho el follón o que nos detengan.

Si por el contrario somos obedientes, podremos ir rellenando los permisos de venta o en caso de no tenerlos, podremos ir haciéndonos amigos de concejales y alcaldes para que se legalice la marihuana y nos permita una venta legal sin problemas.

Ampliar el mercado

En un primer momento empezaremos en Flint o en Denver, depende de nuestra elección de historia, pero con forme vayamos dominando la ciudad nos expandiremos a otras ciudades donde deberemos de controlar de igual forma el mercado de marihuana.

Las ciudades que nos darán a elegir nos indicarán dificultad que nos podamos encontrar y si es legal o no la marihuana, por lo que aquí nos permitirá modificar la historia en el caso de que la queramos re-jugar.

Empleados

Obviamente en un primer momento todas estas opciones son gestionables por nosotros solos, pero llegado el momento nos será imposible y deberemos contratar gente, más gastos a final de mes.

Los trabajadores traerán varios marcadores a tener en cuenta como relación con ellos, motivación e integridad. Estos indicadores nos podrán hacer decantarnos por gente con ganas de trabajar en vez de muertos de hambre que nos vayan a dar el palo a la primera de cambio.

Como habilidades podrán mostrar tres clases de habilidades:

  • Jardinería: Son hábiles plantando y podrán gestionar más o menos plantas de manera simultánea.
  • Venta: Venderán más rápido y podrán atender a más clientes de manera simultánea.
  • Interpersonal: será más rápido ganando reputación con la policía, tendrá más opciones de investigar a otra gente o podrá robar cepas a la competencia.

Con el trabajo irán ganando puntos de experiencia que nos permitirán ir mejorandolos en alguna de estas habilidades. Pero aquí nada es gratis, y conforme suban nos irán solicitando una subida de salario, ya que consideran que lo merecen. Aquí será cuando podamos tirar de generosidad, de amabilidad o simplemente extorsionarlos.

Nuestras habilidades

De igual manera que nuestros empleados, nosotros también podremos subir nuestro nivel y mejorar habilidades conforme cumplamos misiones, pero con algunas diferencias. En primer lugar la manera en que cumplamos las misiones, si somos más como Pablo Escobar ganaremos más puntos del lado oscuro, mientras que si optamos por la vía diplomática y legal, ganaremos más puntos luminosos.

Con estos puntos podremos mejorar nuestras habilidades como si de unos talentos se tratasen, permitiéndonos mejorar en plantación, ventas, red de contactos o la investigación, por lo que podremos adaptarnos mejor a nuestro estilo de juego.

Investigaciones

Aunque las cepas que no tengamos podremos ir comprandolas, pidiéndoselas a “amigos” o robándoselas, llegará un momento donde eso no sea suficiente y deberemos ir al laboratorio para generar cepas con más efectos para nuestros clientes y mejorar así sus ventas cuando la calidad de la marihuana sea similar.

Esto no solo afectará a que nuestras cepas tengan más o menos propiedades y lleguen a más clientes, sino que además nos permitirá jugar con los tiempos de cosecha y su calidad y obtener así un producto mucho más rentable.

Gráficos

El juego aparece en un cel shading muy trabajado, que consigue aportar ciertos tintes graciosos, alejándose completamente de juegos más turbios como Grand Theft Auto. El diseño es sin duda una más de sus grandísimas virtudes con diseños exquisitos muy cuidados y pensados.

El juego también ha conseguido unir una grandísima cantidad de opciones con unos menús relativamente sencillos que nos traen opciones fáciles donde acceder de manera intuitiva. Lo que evita volvernos locos buscando lo que queremos.

Sonido

Aunque no hay voces en el juego, más allá de algunas de fondo, la música, muy en la temática de lo que se podría considerar el cliché del consumidor habitual, aporta al juego un ritmo calmado que ayuda a relajarnos y disfrutar de una experiencia muy exigente con el jugador.

Los textos están todos al castellano, aunque hemos encontrado alguna conversación, de las miles que trae el juego, en inglés. Esto obviamente es un error por despiste, y que puede ser fácilmente solucionable con un pequeño parche.

Conclusiones

Fuera de la temática de la marihuana, es un juego muy bueno, con una gestión impecablemente desarrollada e implementada, que ya dentro de la temática ayudará a que se normalice, pero que personalmente tiene una carencia fundamental y es la opción de jugar libremente, sin historia ni personajes, pero que garantiza muchas horas de diversión en un juego que mucha gente, por desgracia, subestimará en primera instancia por la temática de la marihuana.

Leave a Comment

Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...