Overland – Analisis

Desde que vi el trailer en una Nintendo Direct o E3, ya no recuerdo con exactitud en cuál fue, que venía esperando el lanzamiento de Overland. Su trailer me vendió todo lo que me gusta: Mundo post apocalíptico, estrategia por turnos y la chance de tener como acompañante a un perro. En mi mente era el combo perfecto y estaba seguro que nada podría malir salOverland es un juego indie desarrollado por el estudio Finji, estudio que participó en “Nights in the wood”. La premisa del título, es la de un mundo completamente destrozado, repleto de criaturas que deberemos sortear para poder atravesar estados unidos de costa a costa. 

Esta travesía comienza a los golpes, sin previo aviso, ni prólogo que nos pongan en tema. Nuestro personaje está en la calle, del otro lado de una barricada vemos a un compañero que nos grita que huyamos, mientras vemos a dos extrañas criaturas acercarse a él. No es posible destruir los objetos que nos separan de quién parecería ser nuestro compañero de historia hasta ese entonces. Por lo que no nos queda que huir en nuestro auto. Antes, si queremos, podemos buscar el mapa para ver si encontramos algún item que nos sirva en el viaje.

Mientras partimos y hacemos nuestra primera parada, recordamos a Barry, Julie, Clark y un largo etcétera. No es que no lo recuerde, o que simplemente ignore a la historia y sus personajes. Todo lo contrario amo enamorarme de los personajes planteados por los guionistas, empatizar con ellos, llorar, odiarlos y un sin fin de emociones. Inclusive, en plena partida, los personajes interactúan entre sí y tiran un par de líneas al respecto. Pero nada de esto importa en Overland, ya que los personajes son netamente genéricos.

Cada vez que veamos la pantalla de “Game Over”, al mejor estilo Into the breach, comenzaremos de cero. Esto se reducirá, a medida que vayamos avanzando en la partida y logremos finalizar una de las áreas. De esta forma en vez de comenzar desde el comienzo, podremos elegir el área de inicio. Para poder avanzar con la historia, nos conviene siempre elegir la última, pero si deseamos destrabar ciertos logros, no nos quedará otra que jugar Overland desde su introducción. Cómo verán el título tomó prestado muchas ideas del estratégico desarrollado por Subset Games.

Overland nos plantea una jugabilidad estratégica y de supervivencia que se basa básicamente en que tanta suerte tenes y que tanta suerte tenes para visitar sitios en donde realmente haya gasolina para seguir avanzando con nuestro auto. Porque básicamente el tinte de supervivencia viene por “Che nos estamos quedando sin nafta para el auto, mejor que encontremos algo. Porque si tenemos que caminar estamos al horno”. El tema “suerte”, está muy ligado a los distintos personajes que nos encontremos en el camino, ya sean humanos o perros. Porque como comenté en el inicio de la nota, podemos ir de aventura con un perro y si es que nos topamos con alguno, por favor roguemos que sea útil porque sino vamos a putear mucho. A lo largo de mis partidas me encontré con 3 tipos de pichichos: 

  • Uno que podía atacar y cargar un ítem
  • Uno que su “ataque” era ladrar, haciendo que más criaturas emerjan de la tierra y cargar un ítem.
  • Por último uno que venía con mochila, por lo tanto cargaba dos ítems a la vez.

Este manejo de “estrategia” me hizo acordar mucho al Darkest Dungeon, con la diferencia de que en este último por lo menos podemos crear cierta sinergia con nuestros personajes. Sumado al tema variedad de perros, a lo largo de la aventura, nuestro “personaje principal” es el único que viene con mochila, haciendo que sea uno de los pocos en llevar dos ítems a la vez. Porque obvio, las personas tienen dos manos, pero solo es posible agarrar un segundo ítem, solamente si tenes una mochila. Dicho sea de paso, en un solo run, me crucé con un grupo de supervivientes que permitía intercambiar cosas, entre ellas una mochila, pero luego siempre contamos con nuestro personaje, algún acompañante más y si tenemos suerte un tercero.

Mientras realizamos la hermosa travesía de cruzar de costa a costa todo Estados Unidos, tendremos la opción de ir frenando en distintos puntos que nos plantea el mapa de cada área en la que nos encontremos. La decisión de a dónde ir si bien es nuestra, va a depender de que tan lleno tengamos el tanque del auto. Cada lugar que decidamos visitar, nos tira una breve reseña de lo que vamos a encontrar y que tanto recurso gastaremos. Como bien comentaba desde un comienzo, la nafta es el recurso más importante.

Yendo para el lado del combate, nuestros personajes solo podrán atacar si poseen algún cuchillo, rama, piedra, botella o un cacho de pallet, que sirve como escudo. Caso contrario estaremos completamente indefensos y sin poder hacer nada frente a las distintas criaturas que nos topamos. Además cada vez que eliminamos a una de estas, existe la chance de que otras escuchen su grito al morir, haciendo que en pocos turnos nuevos enemigos se sumen al combate, por lo que les recomiendo que lo piensen dos veces antes de realizar un ataque. Además cada arma posee duración, por lo que algunas se romperán al instante de haber derrotado a un enemigo.

Realmente esperaba mucho más de este nuevo título de Finji, pero me desilusionó por completo. Lo que más me dolió de Overland, es esa falsa sensación de estrategia y supervivencia regida por un algoritmo completamente aleatorio, haciendo que cada partida se vaya convirtiendo poco a poco en algo no placentero. Lo poco que me llevo es el apartado low poly y un buen soundtrack

El juego lo podes encontrar disponible en la Store de Nintendo Argentina: https://store.nintendo.com.ar/overland

Leave a Comment
Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...