The Return of the Obra Dinn – Análisis (Switch)

Casi cada semana nos encontramos con el lanzamiento de una o varias grandes producciones calificadas como Triple A, y a medida que se acercan fechas navideñas, Octubre y Noviembre llegan repletos de estos lanzamientos, muchas veces con algunos de los juegos más esperados del año.

Este año si cabe, este bombardeo de grandes títulos es mayor todavía de lo habitual, ya que tenemos a la vuelta de la esquina el fin de la generación, y prácticamente todas las consolas y compañías quieren terminar la generación con las espadas en alto.

Es por ello que entre todos estos transatlánticos resulta bastante complicado para títulos indies u otros títulos de menor presupuesto salir a flote y más en estas fechas. Hoy dedicamos estas líneas a uno de esos juegos, The Return of the Obra Dinn, disponible desde hace un año en PC, y que recientemente ha arribado a Playstation4, Xbox One y Nintendo Switch, siendo la versión de esta última la que estamos analizando.

Este Return of the Obra Dinn es un juego claramente de autor, y no es ni más ni menos que Lucas Pope. Pope se dio a conocer como uno de los desarrolladores de Uncharted y Uncharted 2, para posteriormente abandonar Naughty Dog. Tras esta salida publicó Papers, Please que recibió de manera mayoritaria los elogios de la crítica.

Antes de adentrarnos a analizar la historia del juego, debemos empezar a hablar de su apartado artístico. El propio Pope lo define como un apartado gráfico de un solo bit. En 2 colores, únicamente blanco y negro. Esta decisión esta basada en que el juego trata de emular la experiencia de jugar en un Macintosh como en el que empezó a jugar el propio Pope. En las opciones de juego podemos cambiar este estilo y tenemos hasta otros 5 que emulan a otros tantos PCs antiguos. Desde un IBM 5151, donde predomina el verde, un Zenith ZVM 1240, con color más anaranjado, el clásico Commodore 1084, color lila, y los últimos un IBM 8503, o una pantalla LCD, donde el negro es mucho más intenso. Pese a lo que un primer momento puede parecer con este estilo gráfico elegido para el juego, a lo largo de nuestra aventura, el barco, uno de los grandes protagonistas del juego, muestra una buena cantidad de detalles, y todos los miembros de la tripulación y pasajeros también están perfectamente diferenciados, así como todos los sucesos que podemos ver en cada caso. Es un hecho que muchos de los desarrollos alternativos a los tripe A a los que hacíamos mención anteriormente, no dejan de sorprendernos y como en este caso, logran auténticas maravillas con no demasiados recursos.

En The Return of the Obra Dinn encarnamos a un perito que representa a la Compañía Británica de las Indias Orientales. En cada partida el azar determinará si nuestro protagonista es hombre o mujer, sin que esto afecte para nada a la historia. El navío Obra Dinn ha regresado a puerto tras 5 años desaparecido, Así que se nos requiere en Falmouth, puerto en el Sudoeste de Inglaterra. Nuestro objetivo es desarrollar un informe completo de lo acaecido en el barco durante su viaje, aunque no recibiremos demasiada ayuda, ya que el Obra Dinn regresó a puerto sin nadie a bordo. Llegamos al barco en un bote con una caja. En la caja tenemos los 2 objetos que nos acompañaran durante toda la aventura. Uno es un diario, en el que tenemos un plano completo de todo el barco, alguna ilustración en la que aparecen los tripulantes del Obra Dinn, además de un listado con todas las personas que viajaban en el barco, junto a su cargo en el mismo, y a su nacionalidad. Tras todo esto tenemos un montón de páginas en blanco que iremos rellenando cada vez que encontremos un cadáver por el barco y en las que generalmente encontraremos el retrato de la persona que ha muerto, la escena que vemos con su muerte, la situación en el plano, y la ilustración de todo el pasaje remarcando a los que presenciaron su muerte. Junto al retrato tenemos que marcar como murió y quien le mató, si es que fue asesinado y obviamente, identificar al difunto.

Pero poder desentrañar todo este misterio sería imposible sin el otro objeto que recogemos en esa caja, un reloj muy especial. Este “reloj de la muerte” se activa cada vez que encontramos restos de algún cadáver, entonces sus manecillas comienzan a dar vueltas sin control y nos sitúan en el momento exacto de la muerte que vamos a presenciar. Generalmente comenzamos escuchando una conversación, a la que es necesario estar muy pendiente. Tras esta conversación que es previa al momento de la muerte, presenciamos el momento exacto de dicha muerte. Entonces es cuando comenzamos nuestra investigación. Durante unos instantes el tiempo se para y tenemos libertad absoluta para investigar la escena del crimen. Más que investigar, ya que no podemos tocar nada, lo que hacemos es fijarnos en todos y cada uno de los detalles, como murió, quién o qué le mato y también en las personas que presenciaron la muerte. En cada escena puede que nos encontremos con alguna otra muerte de manera simultánea o inmediatamente después a la que estamos investigando. De ser así nuestro reloj vibrará y al abrirlo, una estela nos guiará hasta el siguiente cadáver.

Una vez se termine el tiempo que nos otorga nuestro reloj, se nos abrirá la página de nuestro diario correspondiente a la víctima a la que estamos tratando de identificar, y ahí podremos ir rellenando los datos que tengamos sobre ella.

Este es uno de los mayores problemas del juego, en un juego que no nos lo pone nada fácil, con una dificultad muy bien medida, y una duración de entre 8 y 10 horas tener una única mecánica en todo el juego a la larga termina haciéndose repetitivo, pese a todo, aunque los inicios pueden resultar frustrantes debido a que quitando el primer capítulo, después tenemos un largo periodo en el que es difícil dar con alguna identidad, una vez comenzamos a descifrar los crímenes, resulta muy satisfactorio. Hemos de resolver 3 muertes para que el diario las pase a limpio, y nos confirme que estamos en lo correcto.

Para describir cada muerte tenemos una gran variedad de opciones, que muchas de ellas presentan pocas diferencias entre sí. Pese a que esta gran cantidad habla bien del juego, de la gran cantidad de opciones que tiene y de lo bien trabajado que esta, a la larga nos complica un poco más porque aunque sepamos a ciencia cierta quien, como y porque murió algún pasajero o tripulante tal vez fallemos en la descripción, ya que entre algunas hay apenas diferencia, y con el estilo gráfico del juego es algo difícil diferenciar algunas, lo que puede generar problemas, ya que podemos estar convencidos de tener la muerte resuelta, y por un pequeño detalle dejarla pendiente.

Cuando estamos cerca de resolver el misterio, vemos que uno de los capítulos de nuestro diario se mantiene en blanco, aunque una vez completemos todas las anotaciones del mismo y lo enviemos a nuestra compañía de seguros, nos devolverán abriéndonos este nuevo capítulo, que nos alarga algo más el título.

El principal protagonista del juego es el propio Obra Dinn, que parece que va creciendo a medida que avanzamos en el juego. Como es característico de este estilo de juegos, el propio juego nos guía enseñándonos lo que quiere cuando quiere, por ellos algunas puertas que al principio no se abrían terminan abriéndose más tarde, o por mucho que paseemos por algunas zonas, si no hemos encontrado un cadáver que nos lleve al que siguiente, no veremos el momento de su muerte, por mucho que estemos en la zona en la que murió.

Todos los textos del juego vienen completamente traducidos al castellano de manera más que notable, y las voces están en inglés, siendo una parte importante de nuestra investigación, ya que están llenas de matices, distintos acentos, etc…aunque no resulta fácil para alguien no acostumbrado a ellos diferenciar un acento inglés, de un irlandés, escoces…

Mientras nos desplazamos por el Obra Dinn, oímos nuestros pasos, el crujir de las maderas, o incluso viento a veces, y una vez nos introducimos en la escena de una muerte nos acompaña la música. Esta música queda muy bien en las escenas que vemos, aportando la tensión necesaria en cada una de ellas, y haciendo que el conjunto del apartado sonoro tenga un muy buen nivel.

Todo lo que hemos comentado hasta ahora conforman un gran conjunto. Como comenzábamos hablando de los juegos triple A, si estos no están exentos de algunos fallos, este Return of the Obra Dinn no iba a ser menos, peca de algo repetitivo, pero eso no nos desanima en ningún momento a seguir investigando. La genial narrativa del título sí que consigue engancharnos para resolver el misterio de lo acaecido en el Obra Dinn, que sin entrar en spoilers es un barco en el que pasa cualquier cosa imaginable. Esto también es un punto a favor del juego, que con 60 personas a bordo podría parecer difícil innovar en la mayoría de sucesos en el barco, y el juego lo consigue. Además el original estilo gráfico también es un punto a favor. Es por todo esto por lo que no podemos terminar sin recomendar este título a cualquier tipo de jugador, y sobre todo a los aficionados al misterio y aquellos quien se quieran meter en la piel de un verdadero detective, con una dificultad que nos mantiene en la frontera entre desesperarnos, sin lograrlo, y mantenernos enganchado y con una duración justa, para lograr que permanezcamos atentos durante todo el juego.

El juego ya se encuentra disponible en el Store de Nintendo AR: https://store.nintendo.com.ar/return-of-the-obra-dinn

Leave a Comment
Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...